Los objetivos torcidos del movimiento cannábico español

Portada de la publicación del informe Muñoz y Soto

Portada de la publicación del informe Muñoz y Soto, base de los CSC.

L@M/ El número de Clubes Sociales de Cannabis ha aumentado tanto en los últimos años que se palpa el conflicto. La venta de hierba está penada con prisión, pero hay adultos que entran en el local de un CSC con dinero y salen con material de consumo con normalidad. El trabajo del PNSD es modificar esa percepción de que no pasa nada.

Esta semana pasada se ha condenado al gestor de un club cannábico en Galicia por un delito contra la salud pública sin que haya rastro del daño causado. La sentencia, pendiente de recurso,  no contempla la suspensión de la actividad de la asociación ni la clausura de sus locales. Eso sí, el condenado denunció al fiscal antidroga y a la policía por la operación.

Los fiscales calculan que hay entre 400 y 500 Clubes Sociales de Cannabis en España, todos expuestos a la misma inseguridad jurídica. Como la venta de marihuana está prohibida, poseer un gramo (en tanto que es posible venderlo) convierte a cualquiera en sospechoso de tráfico de drogas. La sombra del delito se agranda para quien cultiva y hace acopio para su consumo anual. Si es necesario producir cogollos para satisfacer a 10, 100, 1.000, 10.000,… consumidores de cannabis, el estigma del crimen adquiere una magnitud desmesurada. 

Según sentencia judicial, las condiciones para el consumo compartido entre socios de una asociación son: que los destinatarios sean consumidores mayores de edad, que el local sea cerrado y que no se vea desde fuera, que se suministren cantidades pequeñas, que el número de socios sea limitado y que estén identificados. Sin embargo, no hay una regulación que establezca límites o, al menos, normativice (ponga normas a) la normalización. Lo reclaman hasta ayuntamientos, que ven en la legalización una manera de obtener ingresos y ahorrar gastos.

Fundamentos jurídicos de la política alternativa antiprohibicionista

Como política alternativa a la actual, el activismo antiprohibicionista español ha propuesto desde el principio “un modelo de regulación legal para el mercado de cannabis basado en las normas que regulan las bebidas alcohólicas de baja graduación y el tabaco”, tomando como referencia el Manifiesto de Málaga, titulado “Propuesta alternativa a la actual política criminal sobre drogas“, elaborado por el Grupo de Estudios de Política Criminal (GEPC), formado por un amplio equipo de juristas de prestigio. Se consideraba “un buen punto de partida, ya que parece asumible por la mayoría de sectores cannábicos y antiprohibicionistas”.

“Las drogas actualmente ilícitas pasarían a ser consideradas medicamentos normales, aunque con un régimen de venta especial, siendo dispensadas en farmacias, sin necesidad de receta y en dosis única, mediante identificación que permita comprobar la mayoría de edad de la persona compradora”. Con respecto a la marihuana, “se plantea que su venta se podría llevar a cabo fuera de las farmacias, en lugares especialmente autorizados para ello. El régimen que se aplicaría a la producción y dispensación de cannabis y al consumo de todo tipo de drogas sería análogo al que se aplica al alcohol y al tabaco”.

Como modelo de transición, ante la imposibilidad de cambiar las convenciones de Naciones Unidas, yendo más allá de la teoría y desarrollando un verdadero experimento social, el activismo antiprohibicionista proponía el de los clubes de consumidores, con producción no comercial en circuito cerrado.

El fundamento jurídico lo aportaron Juan Muñoz y Susana Soto (informe Muñoz y Soto), a petición del Comisionado para la Droga de la Junta de Andalucía. “Establecían una serie de criterios conforme a los cuales sería posible poner en marcha establecimientos en los que se podría obtener cannabis con fines tanto lúdicos como terapéuticos respetando el marco legal actual”.

“Esta iniciativa sólo tendría cabida en nuestro ordenamiento jurídico si se configura como un proyecto referido a la creación de centros no abiertos a un público indiscriminado, sino de acceso restringido a fumadores de hachís o marijuana, en los que se exigiría como medida de control del acceso el tener la condición de consumidor habitual. Se trataría, por tanto, de lugares de consumo privado entre consumidores habituales en los que se podría adquirir y consumir cantidades que no sobrepasen el límite de un consumo normal. No estaría permitido el tráfico de cannabis entre los consumidores y la cantidad de cannabis adquirida debería ser consumida en el recinto”.

La Federación de Asociaciones Cannábicas (FAC), cuyos miembros tanto se han esforzado por lograr un mercado legal para el cannabis, lideró, elevó y escenificó la propuesta ante el Parlamento en 2006. El afán de la FAC por controlar las variables del experimento en el ámbito nacional, comenzando por los propios clubes, ha sido infructuoso. Su éxito se concentra en el País Vasco (aunque tampoco se ha logrado una regulación), donde el trabajo cooperativo ha construido una masa social comprometida con un proyecto concreto adaptado a su realidad. La experiencia es única y admirable.

Oficialmente, la FAC ya no defiende la normalización

La gestión del experimento español por parte de la FAC está siendo esperpéntica, llegando en los últimos días a señalar a otras asociaciones como traficantes. Hace un par de años, la FAC dio un giro de 90 grados en sus principios. Oficialmente, la FAC ya no defiende la normalización.

Ahora reclama “mecanismos legales que impidan la mercantilización del cannabis” (sin prisión).  “…nuestra visión del modelo a alcanzar cambió. Si conseguimos abastecernos directamente y en mejores condiciones, ¿para qué vamos a luchar por un mercado capitalista para el cannabis,…” (sic).

Nunca se luchó por un mercado capitalista para el cannabis. Se lucha (la FAC, ahora no) por la normalización del cannabis, que incluye (entre otros aspectos) la regulación legal de la venta de cannabis a adultos. Pero donde el activismo antiprohibicionista veía y ve soluciones, la nueva versión conformista y prohibicionista de la FAC augura profecías malignas y tiene visiones utópicas:

“Antes que cambiar el actual panorama de represión y mafias por otro escenario de marihuana adulterada y poco ecológica, empaquetada por empresas multinacionales (…) preferimos imaginar un mundo (…) utópico”.

La marca FAC, que antes lideraba una reivindicación sólida y estructurada por la legalización, ahora encabeza una utopía. Así, no puede ser interlocutor más que de sí misma; en absoluto, de los consumidores de cannabis, para lo cual están completamente inhabilitados.

Para colmo de la distorsión, la pasada semana se presentó MadFAC, agrupación de ocho asociaciones, que, aprovechando los años de trabajo de la FAC,  enfatiza su ánimo de distinguirse de “mutaciones mercantilistas y oportunistas del modelo asociativo, que usaban todo el trabajo previo desarrollado por la FAC”.

De la prensa cannábica no se espera que informe de que la mutación oportunista es la que ha experimentado la marca FAC, que bajo las mismas siglas y amparándose en el trabajo antiprohibicionista previo (que no tiene exclusividad), está orquestando una campaña de criminalización hacia asociaciones que no le gustan.

La lista de características de las presuntas asociaciones traficantes se amplía

Ya no son sólo las no regentadas por españoles, como publicaba Soft Secrets, sino también las que son visibles y accesibles y las que son grandes y comerciales (esta característica, la comercial, no es nueva, pues está prohibido el comercio y todas las asociaciones padecen ese cliché a instancias de la administración. La novedad es que se le endiña el sambenito a las accesibles, a las visibles y a las numerosas).

La FAC continúa inculpando asociaciones de tráfico. Si la policía no sabe buscar, Barriuso le da pistas (se entiende que sin ánimo de lucro), aunque sigue siendo demasiado ambiguo (con los perjuicios que eso puede conllevar para los clubes visibles y o grandes): “cuando se dan muchas facilidades para encontrar el club, o su ubicación está pensada para que la gente lo vea, hay que pensar que eso no es un circuito cerrado con plazas limitadas, sino un punto de tráfico camuflado de otra cosa”.

Barriuso nos encauza a pensar lo que no es razonable, que un traficante se camufle mostrándose abiertamente como sospechoso habitual de venta de cannabis, dado que las asociaciones son perseguidas conforme inician su actividad, según el Delegado del Gobierno del PNSD. A la periodista, que no verifica datos, sí que se la cuela.

“Se han dado casos de clubes sociales grandes que se dedican a la comercialización más que al autoconsumo”, afirma Elisabeth G. Iborra sin aportar ninguna prueba (sentencia judicial) tras hablar con Barriuso, quien comenta: “en la FAC no nos gusta el modelo de club grande con carácter comercial, entendemos que no se puede garantizar la transparencia y la gestión democrática y que hay riesgo de manipulación por intereses comerciales”.

Se habla mucho de moral en los entornos de la FAC. Sin entrar en cuestiones éticas de si está bien o mal hacer con otros lo mismo que no te gusta que te hagan a ti (nadie debe de ser discriminado por cuestión de moral, sexo, procedencia,…), lo que acarrea consecuencias es acusar a terceros en falso, dado que está tipificado como delito por dañar a terceras personas.

Riesgo de un ataque represivo contra los clubes

En una conferencia en la feria Spannabis, Barriuso se mostró preocupado porque en el extranjero se dijera que Barcelona parecía el Amsterdam español. Eso, destacaba, presionaba a la administración y se corría el riesgo de un ataque represivo contra los clubes. No cabe dudar que también valora que sus declaraciones publicadas en España añaden más presión todavía para que las Fuerzas de Seguridad del Estado actúen contra las asociaciones.

Barriuso incrementa la presión de intervención de clubes dirigiéndola fuera de la marca FAC. Ya lo hizo hace dos años y no le funcionó. No ha habido piedad con Pannagh ni con Maca. Si la estrategia es la del no somos nosotros, son ellos, es patética, y no van a dejar títere con cabeza (igual nos libramos por la tendencia americana). Si con motivo de la polémica sobre las declaraciones de los fiscales, la FAC titulaba que todos los CSCs son culpables hasta que no se demuestre lo contrario (ni aún así, se podría replicar), ahora da a entender que unos son más culpables que otros: los grandes, los accesibles y los visibles..

La persecución de asociaciones es cosa de la administración. Si a la FAC le consta que alguien comete delito, su obligación es denunciarlo formalmente para que quien le corresponda actúe en consecuencia sólo contra quien vulnera la ley y evitar que la sospecha se extienda. De otra manera, haciendo publicidad de que los clubes grandes, los accesibles y los visibles se dedican a comercializar cannabis, está poniendo en el punto de mira de la policía a un abanico indeterminado de CSC, legitimizando el estigma del crimen que pesa sobre los consumidores.

Si se trata de una campaña de segurización, regalar miedo para vender seguridad (mediante auditorías y controles de comportamiento), es poco convincente. El modelo cooperativo, siendo lo más aconsejable, tampoco es seguro, también se intervienen cultivos y locales y son incriminados los socios. Por otra parte, qué seguridad te aporta quien te cuestiona (vinculándote a un delito) sólo por el hecho de no estar bajo su control. Deja poco lugar para al entendimiento y si hay daños, mucho para el rencor.

Una hipótesis alternativa, es que los servicios secretos estén interviniendo la comunicación de la FAC e imponiendo determinadas consignas para generar desconfianza y obtener datos de consumidores. Es preocupante que de manera extraoficial, como expuso el médico José Marrollo en Growmed, la policía podría estar utilizando datos de algunos clubes de consumidores.

Desde la Brigada Político Social franquista a la Stasi de la República Democrática Alemana, todas las policías, y en particular las de los regímenes dictatoriales, han acumulado multitud de datos sobre un gran número de ciudadanos.  El total de líneas intervenidas en España puede rondar el millón. El Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado (CICO) maneja documentos para dasactivar movimientos sociales (cómo seleccionar informantes). Para facilitar la infiltración en redes de narcotráfico, se falsean identidades.

Una unidad secreta de la policía británica se infiltró durante años en grupos de activistas políticos, ambientales, pro-animales, etc. Más de 100 policías fueron enviados a espiar durante periodos de hasta 10 años grupos de activismo político. Desarrollaron elaborados alter-egos para aparentar comprometidos activistas, utilizaron la identidad de niños fallecidos y hasta tuvieron hijos con las personas que espiaban. Uno de ellos explica todos los detalles (en inglés).

No obstante, si la interferencia no va acompañada de ataques selectivos o de algún montaje, es el panorama menos nocivo.

Otra visión sobre los distintos modelos de clubes la dio Iker Val, presidente de Ganjazz, segundos antes de que hablara Martín Barriuso en la conferencia citada en Spannabis. Iker distinguió entre clubes cooperativistas y otros con enfoque de mercado. Cada modo está legitimado, dijo, hay que convivir, Se puede ser diferentes pero hay objetivos concretos, normalizar el cannabis, que no haya criminalización. Con su cambio de postura, la FAC se ha alejado de esos objetivos.

También se preguntaba si estamos preparados para un ataque de la fiscalía. La respuesta es que desde luego que no, para eso nunca se está preparado. Menos, si hay tanto empeño por una parte en señalar a otros clubes como delincuentes.

Artículos Relacionados:

Asociaciones, tráfico de marihuana y Ministerio del Interior.

Los fiscales antidroga admiten normalidad en los CSC.

La presunción de inocencia también es un derecho de fumetas.

Esta entrada fue publicada en activismo, asociaciones, campañas, growmed, Informe Muñoz y Soto, legalizacion, leyes, Manifiesto de Málaga, marihuana, PNSD, política. Guarda el enlace permanente.

37 respuestas a Los objetivos torcidos del movimiento cannábico español

  1. avo dijo:

    ¿Quien eres Imaga? ¿donde te podemos contactar?

    • imaga dijo:

      ¡Qué preguntas más desconcertantes! Soy una persona que colabora en este blog, ni robots ni seres de ultratumba. La mejor manera de contactar conmigo es a través de los comentarios. Decid.

  2. imaga dijo:

    En EEUU también sucede algo similar, hay lobbies cannábicos (del sector medicinal), que están actuando contra la legalización en Colorado y Washinton. La razón que se baraja es económica. Hay dispensarios que prefieren que les intervengan de vez en cuando a tener competencia en la venta de marihuana. Las personas que entran en prisión por cuestión de cannabis tampoco son de su interés. “Hay personas que se benefician económicamente y preferirían que no cambiara nada,” dijo Erik Altieri, director de comunicaciones de la NORML. “NORML cree que la única manera de garantizar realmente el acceso de los pacientes que necesitan el cannabis con fines médicos es legalizar su uso para todos los adultos”, agregó.

    http://www.politico.com/story/2013/07/big-marijuana-lobby-fights-legalization-efforts-94816.html#ixzz2aMHjnZVZ

  3. Buenísimo, estoy de acuerdo en muchas cosas pero como vasca que sabe lo que es el cooperativismo porque en mi tierra se estila mucho, Estoy a favor de las asociaciones pequeñas, no me fio de las grandes. Barcelona está llena de mafias italianas. las ferias mismas son otras mafias que se aprovechan de todo, hasta del cannabis medicinal. Puedo hablar también de Bancos de semillas, de grow shops y de mil cosas más con argumentos. Pero lo único que diré es que estoy de acuerdo en que el cannabis nos de trabajo a todos pero yo no me fio de asociaciones que tienen más de 500 socios, así de claro. Que el movimiento cannábico esta lleno de mafias y mafiosos, de lacras y ratas. Eso es lo que nos debe preocupar y no causar divisiones entre activistas. Ni normalización ni ostias. Legalización ya y de todo tipo de sustancias!!!!

    • Slash dijo:

      yo no me fío de los pelirrojos, pero eso no dejan de ser prejuicios de esos que nos gusta tanto criticar cuando los vemos en otras personas…

    • Cris Padilla dijo:

      Aintzane habla de “no causar divisiones entre activistas.”
      Luego dice “Estoy a favor de las asociaciones pequeñas, no me fio de las grandes …/… yo no me fio de asociaciones que tienen más de 500 socios, así de claro. “… yo diría que esto es dividir :/
      Habla de “no causar divisiones entre activistas.”, pero leyendo por ahí podemos ver que no para de “hacer amigos” entre los CSC: Comando Tricoma, Ganjazz, Asociación Puis, El Oso y el Cogollo… por no mencionar a personas físicas.
      Dice “estoy de acuerdo en que el cannabis nos de trabajo”, pues que trabaje y pare ya de pedir dinero constantemente, para la película, para el disco duro que se ha roto, para esto, para lo otro… y hablando de dinero, convendría un poco más de transparencia y sería un detalle si presentara las cuentas a todos aquellos que han creído en su proyecto y han colaborado económicamente.
      Y las formas… insultos, amenazas, que si mi papá es muy importante y te voy a denunciar… ¡hay que ver el mal carácter que tiene cuando le da la pataleta… bueno, mejor no sigo porque ahora mismo estoy muy Cris Padilla con esa chiquilla.

  4. kebrons dijo:

    Una Opinión respetable la de este artículo, sin duda el “movimiento” Antiprohibicionista se esta distanciando en sus posturas de lo que sería una regulación razonable de consumo y cultivo del Cannabis. Me gusta ver como se difama contra el modelo propuesto por la FAC aunque también me gustaría ver comentarios sobre lo que hacen el resto de Asociaciones no Federadas por buscar un cambio en el marco actual sobre las políticas de Drogas y en que nos benéfica al resto de consumidores.
    Creo que no sirve el todo vale, y no entiendo las grandes inversiones realizadas en una sustancia que en la actualidad es ilegal y no invertirlas en lograr una regulación o legalización que beneficie tanto a consumidores asociados como no, que permita el autocultivo y la tenencia para uso personal. Es igual de desconsolador ver como se llama utopía a un movimiento social que prima por el consumidor y se ve como alternativa un sistema comercial que ya conocemos en otros productos y que se inclinan ante el sistema capitalista.
    Qué hay de malo en la utopía?. Quiero acabar con una frase del Gran Eduardo Galeano periodista y escritor uruguayo, “La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar.”

    • Slash dijo:

      Tiene de malo que esa utopía en la práctica es sólo para unos pocos, y es incompatible con el querer proporcional cannabis como medicina al mayor número de personas que lo necesiten

      Reconoced que lo único que os mueve para defender ese modelo “puro y virginal” es el egoísmo y el no querer que las cosas cambien para vosotros.

  5. En el artículo no se difama a nadie. Se pone de relieve que “oficialmente, la FAC ya no defiende la normalización” y cuáles son sus razones. No es una opinión. Es un hecho cierto.

    Es una asociación de más de 500 socios, independiente de la FAC, quien lleva la iniciativa de Rasquera, a partir de la cual se involucran otros ayuntamientos. En Cataluña hay otra federación que sí defiende la normalización y hay un movimiento cannábico catalán que busca consensos. No obstante, la mayoría de los 400 o 500 clubes no están federadas, pero sólo por estar inscritas aportan normalidad.

    Y es injustificable criminalizar personas que no se ha demostrado su culpabilidad con la excusa de una utopía. No es muy razonable que la FAC ande tirando piedras sobre el propio trabajo que ha realizado previamente.

  6. LadyGanjah dijo:

    que comentamos? que a martin y su tropa se le fue hace mucho la pelota??……somos lxs q estamos…. y estamos lxs q somos…. tenemos que entras todxs los usuarixs… se pongan como se pongan! ni martin…. ni las facs…..ni el gobierno no van a poder frenar esto….

  7. Facundo dijo:

    la fac se convirtio hace tiempo en una asociacion mas y eso no es la labor de una federacion lo que pasa es que vieron la pasta y se les fue la pinza

  8. Y mas mentiras sobre la FAC. Ole este blog lleno de periodismo crítico, sensacionalista y que no llama a los representantes de la FAC para contrastar la info que tienen.La Fac nunca se desvió de sus objetivos, incluso se reune con la FED CAT de modelo más liberal (porque tiene que haber todo tipo de colores en el movimiento activista)asiduamente y consensúan modos de actuación. No hay desunión entre ambas federaciones, ambas forman juntas el Moviment Cannabic Català. Te pediría un poco más de respeto por la gente que se juega su vida, su tiempo y su LIBERTAD para que tu puedas escribir sobre Cannabis sin ir preso. deberías agradecer a la FAC los pasos que se han dado. Soy vasca, a los vascos no nos gusta que nos vengáis con pelotoduces, haciéndonos la pelota y la rosa, NO lo necesitamos. Sabemos trabajar mejor que nadie en este estado asqueroso. Pero la Eusko FAC no deja de ser la representación de la FAC en mi tierra. Lo mismo que la CAT FAC en Catalunya o la MAD CAT en Madrid.
    Hablar sin saber e sfácil. Encontrar pruebas demostrables que te sirvan para defender tu postura creo que pocas. Martín Barriuso ya no es presidente de la FAC y si le llamas te dirá lo mismo que Jose Afuera, presidente de la CAT FAC.
    El Che Guevara vivía de utopías e hizo una revolución. Todavía hoy muchos seguimos su ejemplo. Así que en vez de crear fragmentación, se humilde, discreto, no metas cizaña y si no sabes de algo, simplemente, mantén la boquita cerrada pues así no te entrarán moscas.
    Métete con las asociaciones de usuarios que no tienen licencia y deja a los activistas en paz..
    El resto es puro teatro, sensacionalismo y dinero. Aupa la FAC!!!! Gora Utopiak!!!! Siempre adelante, ni un paso atrás.

    • Hola Aintzane Castillo: ¡Qué guapa te pones cuando te enfadas! Cuando dices Gora Utopiak!!!!, con tantos signos de exclamación, es como si levantaras el brazo en alto.

      En un primer comentario dijiste “Buenísimo, estoy de acuerdo en muchas cosas”. Ahora resulta que son invenciones. Desde luego, eso no es un cambio de opinión, es la verdadera coherencia del movimiento por la utopia que defiendes con pasión.

      Te cuento lo que no sabes de la FAC: la utopía está obsoleta. Espera a septiembre.

      Relájate, cariño, que es bueno para la salud, y sé clara, concreta y concisa ¿qué se han inventado en el artículo?

      • Septiembre ya ha pasado Javier…..

          • A Iker Val no le pregunto nada, que ya sé de que pie cojea….y recientemente hemos expulsado a Ganjazz de nuestro proyecto, hasta que no se demuestre que son inocentes.
            Trabajo con la ex magistrado Araceli Manjón. En España no va a haber legalización, a ver si nos quitamos eso de la cabeza, ya existe la normalización. Los CSC van a empezar a caer como moscas por malas acciones como lucrarse del Cannabis, pero caerán los que tienen que caer para que veamos quien es quien. Yo sólo me fío de la Cat Fac y de algunas personas de la Mad Fac, viendo cosas que hace la Eus Fac, no estoy de acuerdo en su manera de proceder.
            Hacer publicidad de cualquier CSC es delito.
            Los macroclubs…ya sabemos todos de qué van, igual que los CSC de extranjeros. No me fio de ningún CSC que supere los 200 socios y eso ya me parece excesivo.
            Seguiré repitiendo hasta la saciedad lo que dije en el Foro de Irún, menos debate estúpido sobre modelos de CSC y más derecho al autocultivo.
            Yo decido donde compro mi cannabis, si en un CSC, al gobierno o a una farmaceutica. Y si quiero cultivar y no quiero ir a un CSC no tengo por qué verme obligada. Araceli Manjón me dijo hace unos días que los primeros NO interesados en la legalización del Cannabis son los propios CSC….
            Yo ya paso de todo, bastante tengo con el Cannabis terapeúticvo y los y las enfermas. esa es mi lucha. Los lúdicos que se busquen la vida como me la he buscado yo con mi enfermedad.Estoy muy quemada y los científicos aún más de que se vayan defendiendo estupideces y no se ayude ni con un miserable euro a personas como el Dr Jose Carlos Bouso que lidera un estudio en humanos pionero en el mundo. Ahi tendrían que estar los macroclubs. Yo trabajo en ese estudio. ¿Dónde están? Yo no los he visto.

            • Lo de Iker lo decía para que te aplicaras tu consejo: “llama a los representantes de la FAC para contrastar la info que tienen”.

            • Cris Padilla dijo:

              “Hemos expulsado a Ganjazz de nuestro proyecto, hasta que no se demuestre que son inocentes.”… ¿pero esto no era al revés?… ¡¡lo que hay que demostrar es la culpabilidad!!
              Dices que “No me fio de ningún CSC que supere los 200 socios y eso ya me parece excesivo.” ¡¡Qué rápido cambias el criterio!!, recuerda que más arriba has escrito (sic) “no me fio de asociaciones que tienen más de 500 socios, así de claro.”
              También dices que “Trabajo con la ex magistrado Araceli Manjón. En España no va a haber legalización, a ver si nos quitamos eso de la cabeza, ya existe la normalización.” y que “Araceli Manjón me dijo hace unos días que los primeros NO interesados en la legalización del Cannabis son los propios CSC”. ¿Seguro que la Sra. Manjón te ha dicho eso?…
              Cada vez que te leo me pongo más Cris Padilla…

            • Ander dijo:

              no sabes ni lo que dices, el doce de agosto dices “Ni normalización ni ostias. Legalización ya y de todo tipo de sustancias!!!!” y el jueves 21 de noviembre dices lo siguiente “Trabajo con la ex magistrado Araceli Manjón. En España no va a haber legalización, a ver si nos quitamos eso de la cabeza, ya existe la normalización.” a ver si te aclaras que no sabes ni lo que dices hace un par de meses

    • Cris Padilla dijo:

      Lo que dices ponlo en práctica Aintzane: “en vez de crear fragmentación, se humilde, discreta, no metas cizaña y si no sabes de algo, simplemente, mantén la bocaza cerrada pues así no te entrarán moscas.”… “El resto es puro teatro, sensacionalismo y dinero”, que no paras de pedir dinero.

  9. ¿Y en el estudio en el que trabajas también niegas datos comprobables y das por buenos éslóganes prohibicionistas no documentados? Vas a echar su credibilidad por los suelos. Lo siento por el doctor.

  10. ¿Y sería mucho pedir que explicaras la siguiente frase?: “En España no va a haber legalización, a ver si nos quitamos eso de la cabeza, ya existe la normalización”.

    Lo que está normalizado es que haya farsantes dentro del entorno cannábico que usan el lenguaje para confundir y que acusan de malas acciones (relacionadas estas con el delito) a los CSC, que los criminalicen, sin que haya ninguna prueba de ello, vulnerando derechos fundamentales.

    “Caerán los que tienen que caer”, dices, y se te llena la boca. De profesión pitonisa ¿no? Desde luego, necesitáis de la colaboración prohibicionista para que la profecía se cumpla.

  11. Por cierto, Araceli Manjón recomienda la legalización. ¿Tú, qué trabajas con élla, para quitarle eso de la cabeza?

  12. Pingback: El Gobierno de España regulará el cultivo de marihuana | Marihuana Blog

  13. En este blog lo que hacéis siempre es meteros con la gente, insultarla y tratar de desacreditarla. Siempre que hay alguien que trabajo por los demás sin ningún lucro vais a por él o ella como si fuera un demonio. Sinceramente, este blog y sus blogeros dejan mucho que desear. Y si alguien quiere denunciar a alguien está en su pleno derecho. Digo yo que para algo somos personas con libertad,¿no? o ¿es que en este país sólo podéis criticar unos cuantos y los demás estar callados?yo creo que en vez de contar cosas que ni contrastáis, en torcer tanto el nudo, en ir de un comentario a otro, en referiros a cosa de tal fecha o tal otra, deberíais dejar que las personas que trabajan para mejorar a los enfermos, lo sigan haciendo. Porque suponéis un impedimento para esto. Los enfermos están al margen de vuestras discusiones, igual que los científicos o médicos. Los enfermos porque quieren mejorar su salud y los científicos porque tienen mucho trabajo. Si que enlazáis el nombre de la Sra Castillo a su facebook en el momento en el que la nombráis, ¿o es que soy la única que lo ve?porque le he dado a su nombre cuando el blogero la citaba y he aparecido en su fb. Creo también que lo que algunos escriban o dejen de escribir, lo que opinen o dejen de opinar, debería daros igual. Sino tenés contenido para este blog, busca d artículos de medicina para ayudar a los que trabajan por los enfermos. Me parece de muy mal gusto y de muy mala leche haber escrito este artículo y haberos referido a dos personas. Ah, se pueden poner denuncias y ser discretos, no como otros que alardean de lo que no deberían.
    Buenas tardes

    • Cris Padilla dijo:

      Tienes una manera de escribir parecida a Aintzane… ¿o eres Aintzane?… porque la foto del perfil en FB no es tuya. Veo también que has retirado la foto de perfil anterior después de la denuncia de Angeles por usar una foto de ella.
      ¿Seguro que este perfil es de Aitziber Elejalde Urzainkin? ¿Sabes que suplantar la identidad de alguien es delito?… Mucho me temo que, presuntamente, tu perfil es falso.
      FAKE FAKE ¡¡Buuuhhhh!! 😦

  14. Hemp dijo:

    Aitziber se te ha visto el plumero con tu perfil falso Aintzane, insultar es lo que has hecho tú con Javier donde claramente en tu facebook le has llamado HP, dedícate a tu interminable proyecto…. personas tan conflictivas como tú son las que menos necesitamos en esto….

  15. Pingback: El Gobierno de España regulará el cultivo de marihuana |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s