La marihuana se defiende con armas de fuego

Selección_018L@M/ Un ex-agente del CESID ha acusado de pederastia y tráfico de cocaína al Rey Juan Carlos I. Según Ramón Francisco Arnáu de la Nuez, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (que fue fotografiado en 2009 en el buque de un narcotraficante), también está de culpa hasta el cuello: estaría usando un hotel madrileño para experimentar “encuentros sexuales aberrantes” con niños menores. Nadie se ha querellado contra el ex-agente ni ningún medio generalista ha informado del asunto. (1)

No hay pruebas de que el Rey Juan Carlos I y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se beneficien del tráfico de cocaína y abusen de menores, como tampoco está demostrado que haya verdaderas tapaderas de traficantes entre los clubes cannábicos ni que todos los cultivos que se arrancan se destinen a la venta. La diferencia es que las asociaciones y consumidores de cannabis se escrutan sistemáticamente mientras que los primeros disponen de mecanismos para ocultar sus actividades. Además, las indagaciones sobre los clubes no dan pistas sobre el tráfico de marihuana, pero el estudio de la corrupción pública sí explica el narcotráfico internacional.

Casualmente, la policía ha encontrado al supuesto pederasta de Ciudad Lineal y la prensa se ha cebado con el presunto, con la colaboración necesaria de las filtraciones oficiales (2). Como no podía ser de otra manera, el tema de la semana ha salpicado al mundo del cultivo de marihuana. Se ha publicado que la Policía Nacional ha detenido a dos personas que, cultivando en un armario de un metro cuadrado, podrían dedicarse a la venta de marihuana a menores, “llegando incluso a solicitar sexo a cambio”. (3) 

En ocasiones, el comportamiento de los mass media se atribuye a su carácter sensacionalista, a su necesidad de captar audiencia; otras veces, la mayoría, el interes de la empresa periodística es puramente crematístico y se vende al mejor postor. En este caso, resulta más sensacionalista que los delitos sean cometidos por los jefes de Estado y de Gobierno (según el ex-agente del CESID) que si los protagonistas son particulares.

Operación Arquímedes

Selección_020

Es destacable que si un anónimo denuncia a otro por cuestión de drogas, la policía dice que investiga, pero si el denunciado es un personaje relevante, ni aunque el denunciante se identifique. Por otra parte, la capacidad de investigación policial está en entredicho. Menos los agentes, todo Dios encuentra vendedores de drogas. Quizá sufran de déficit de atención. El caso español en la Operación Arquímedes puede ser un indicador. A nuestras fuerzas de seguridad se les encarga una cosa y ejecutan otra.

Más de 25.000 agentes del Cuerpo Nacional de Policía, de la Guardia Civil y de Vigilancia Aduanera han participado en un operativo coordinado por Europol cuyas prioridades, en cuestión de estupefacientes, eran las drogas sintéticas, el tráfico de heroína y el de cocaína. Lo que más han decomisado los Mortadelos y Filemones patrios ha sido hachís, tonelada y cuarto de resina frente a 24 gramos de MDMA, cien gramos de heroína y no llega a media tonelada de cocaína. (4)

El nombre de la operación, “un hito en la lucha concertada contra las estructuras del crimen organizado”, es sugerente. El famoso principio de Arquímedes establece que todo cuerpo sumergido en un líquido experimenta un empuje hacia arriba igual al peso del volumen de agua que desaloja. Si se han inspirado en este principio, para mantener a flote la corrupción, han desalojado tanta delincuencia como la que sumergen.

Marihuana a punta de pistola

armamentodroga--575x323

Armas intervenidas en un invernadero de Vélez, Málaga.

Aunque la misión de las fuerzas de seguridad es perseguir delincuentes, los veranos los dedican, al igual que ellos, a rastrear y arrancar plantas de marihuana, con la consiguiente merma de la seguridad ciudadana. En España, cada vez más, para conseguir marihuana (cuyo consumo en privado es legal) hay que recurrir a la violencia. Como en tiempos de la Ley Seca norteamericana, hay personas dispuestas a liarse a tiros para obtenerla.

En Sant Llorenç de Muga (Alt Empordà, Girona) han sido detenidas nueve personas implicadas en un tiroteo (sin daños personales) y una persecución por carretera en la que padre e hijo trataron de alcanzar a los ladrones de sus plantas (5). En Valls (Tarragona) sí resultaron heridos de bala dos hombres, uno en una pierna y el otro en un hombro. Los disparos se produjeron cerca de una residencia de día para personas mayores. Según la Cadena Ser, un grupo indeterminado de individuos abrieron fuego contra el dueño de una masía donde se halló marihuana, alcanzando a dos acompañantes. Se ha detenido al objetivo de los proyectiles, no a quienes apretaron el gatillo. (6)

Menos suerte corrió uno de los asaltantes a otro cultivo en l’Alcora (Castellón). Junto a otros tres secuaces, fue sorprendido por los propietarios que, tras una discusión, se defendieron con una carabina. El desafortunado recibió un impacto de bala que le atravesó el tórax y el pulmón, perdió mucha sangre y tuvo que ser intervenido quirúrgicamente esa misma tarde (7). También se enfrentó a los cacos con una escopeta un hombre de Besalú (Girona) cuando tres asaltantes escalaron el muro del jardín de su casa con la idea de robar las cinco plantas de marihuana que tenía, pero le quitaron el arma y le hirieron con un cuchillo en las costillas. (8)

En Ponterreas (Pontevedra), los detenidos por intimidación y por robar marihuana a punta de pistola han sido cinco. La víctima, arrestada también, se refugió en casa de un vecino, desde donde lanzó un bloque de cemento sobre el cristal trasero del vehículo de los bandidos, golpeando en la cabeza a uno con tal gravedad que tuvo que ser ingresado en la UCI. Los pistoleros tiraron contra la vivienda del vecino antes darse a la fuga. (9)

Todavía no se ha registrado ningún fallecido como el de 2010 en Alberic (Valencia), donde uno de los atracadores disparó a quemarropa por la espalda al propietario de los cogollos cuando trataba de huir, después de recibir varios golpes en la cabeza con la pistola y patadas en la cara (10). No ha sucedido por azar, no porque la legislación ponga remedio, pues la prohibición de drogas genera una violencia que causa más daños para la salud que el propio consumo.

Enlaces:

(1) Ya se terminaron los entremeses… Ahora voy a empezar a servirles el primer plato

(2) Los jueces, molestos por la gestión de la información sobre el pederasta de Ciudad Lineal

(3) La Policía Nacional detiene a dos personas por un delito de tráfico de drogas

(4) 266 detenidos en España en el marco de la mayor operación jamás coordinada contra la delincuencia organizada en la Unión Europea

(5) Nueve detenidos en Girona en un tiroteo relacionado con el tráfico de droga

(6) Un tiroteo en Valls deja dos heridos de bala

(7) Un robo de marihuana en l’Alcora se salda con disparos y un herido

(8) Hieren con un cuchillo a un vecino de Besalú para robarle plantas de marihuana

(9) Cinco detenidos por robar marihuana a punta de pistola en Ponteareas

(10) Cuatro hombres aceptan entre 7 y 14 años de cárcel por matar a otro con el quedaron para robarle marihuana

Anuncios
Esta entrada fue publicada en asociaciones, corrupción, marihuana, política y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La marihuana se defiende con armas de fuego

  1. imaga dijo:

    Abandonan desnudos en el bosque a tres menores tras pegarles y amenazarles

    Ocurrió después de que robaran varias plantas de marihuana.

    También les amenazaron de muerte con un arma si denunciaban los hechos.

Los comentarios están cerrados.